Hidroterapia para gatos: principios, aplicaciones y eficacia


Terapia de rehabilitación veterinaria para un gato en el agua

Benny Marty / Shutterstock.com

La hidroterapia es una forma ampliamente utilizada de terapia de rehabilitación para perros que les ayuda a recuperarse de problemas musculoesqueléticos y neurológicos. Esta terapia curativa se ha vuelto esencial para la rehabilitación física veterinaria de los gatos que la toleran.

Las investigaciones muestran que proporciona un ambiente excelente para realizar ejercicios activos sin conmoción cerebral y que sus propiedades naturales pueden ayudar a mejorar la movilidad de las extremidades, la fuerza de las articulaciones y el rango de movimiento.[3].

Exploremos el mundo de la curación holística y las maravillas de la hidroterapia para gatos.

¿Qué es la hidroterapia?

La hidroterapia proviene del griego “Hydro”, que significa agua, y del latín moderno “Therapia”, que significa “tratamiento de enfermedades”. Es una forma de medicina alternativa que utiliza agua para acelerar el bienestar físico y mental.

La hidroterapia implica el uso de agua tibia en diversas formas, como bañeras, jacuzzis, piscinas y cintas de correr submarinas. Puede ayudar a aliviar el dolor, reducir la hinchazón y mejorar la circulación, lo que lo hace esencial para tratar una variedad de afecciones, desde fragmentación posoperatoria y lesiones musculares hasta artritis y afecciones neurológicas.

Sólo profesionales certificados, como fisioterapeutas animales, veterinarios o técnicos veterinarios certificados en rehabilitación de animales, deben realizar hidroterapia en mascotas.

Principios de la hidroterapia.

Comprender las propiedades fundamentales del agua que aportan valor terapéutico al paciente felino es fundamental.

Flotabilidad proporcionada por el agua.

El empuje del agua hacia arriba proporciona flotabilidad, lo que significa que un animal en el agua pesa menos que en la tierra. Los pacientes felinos que tienen músculos débiles y dolor en las articulaciones pueden moverse más libremente en el agua con menos dolor. Los efectos de la flotabilidad difieren según la profundidad del agua utilizada (Levine et al, 2004)[7].

Presion hidrostatica

Cuando sumerges un animal en agua, la presión del agua aumenta. Dado que la presión hidrostática ejerce una fuerza constante sobre una extremidad, puede ayudar a reducir la hinchazón y el edema. También puede disminuir el dolor durante el ejercicio (Levine et al, 2004)[7].

Viscosidad, resistencia y tensión superficial.

La viscosidad del agua es mayor que la del aire, por lo que el agua ofrece resistencia al cuerpo de un animal a su paso a través de él. También puedes aumentar la resistencia utilizando chorros para fortalecer los músculos felinos y mejorar la condición cardiovascular. La resistencia al movimiento también es algo más notable en la superficie del agua debido al efecto de la tensión superficial, que es la tendencia de las moléculas de agua a pegarse unas a otras. Terapéuticamente, si un paciente felino está débil, le resultará más fácil mantener el equilibrio y moverse en el agua que en la tierra (Levine et al, 2004).[7].

¿Cuándo se recomienda la hidroterapia para gatos?

Un fisioterapeuta animal puede recomendar hidroterapia después de una evaluación fisiopática una vez que haya identificado las deficiencias y limitaciones físicas de su gato para que un plan de tratamiento adecuado pueda incorporar ejercicios de rehabilitación y un programa de tratamiento hidropático.

El programa acuático puede requerir tanto de la terapia en cinta acuática como de la piscina o de un solo equipo, normalmente una cinta subacuática, como punto de partida para familiarizar al paciente con la sensación del ejercicio acuático.

A continuación se detallan algunas afecciones felinas comunes en las que un fisioterapeuta o veterinario puede recomendar la hidroterapia como opción de tratamiento:

  • Rehabilitación postoperatoria: Muy útil en el postoperatorio inmediato de una cirugía articular o cuando un paciente presenta una reducción de peso en algún miembro operado.
  • Manejo del dolor: la terapia con agua puede tratar diferentes tipos de dolor (agudo y crónico) causado por una lesión o enfermedad, incluido el dolor posquirúrgico.
  • Condiciones ortopédicas: las lesiones musculares, tendinitis, fracturas, osteoartritis, enfermedad degenerativa de las articulaciones (DJD) y displasia de cadera se benefician de la curación con agua.
  • Enfermedades neurológicas: lesiones de la columna, enfermedad del disco intervertebral, hipotonía (lesión de la neurona motora inferior) y traumatismo neurológico que afecta a una o ambas extremidades posteriores.
  • Programa de pérdida de peso: una cinta de correr subacuática proporciona un entorno ideal para que los gatos con sobrepeso u obesidad hagan ejercicio y pierdan peso sin ejercer una tensión excesiva en sus articulaciones debido a la flotabilidad del agua.

Efectividad de la hidroterapia para gatos

El ejercicio acuático puede ser muy beneficioso para los gatos. Puede mejorar la movilidad, reducir el dolor y la inflamación y acelerar la recuperación después de una lesión o cirugía. Además, es una excelente manera de ejercitar a los felinos que pueden tener dificultades para moverse debido a la edad o problemas de salud.

La hidroterapia puede beneficiar a los gatos al proporcionarles un ejercicio acuático de bajo impacto; sin embargo, su eficacia puede variar según la condición subyacente o el problema de salud del gato. A continuación se muestran algunos casos exitosos de hidroterapia en gatos:

Primera sesión de hidroterapia de Hershel Imagen - copyright Sociedad Internacional de Medicina Felina

Primera sesión de hidroterapia de Hershel. Sociedad Internacional de Medicina Felina.

Los accidentes de tráfico son habituales entre los gatos. Un ciudadano llevó a una clínica veterinaria en el Reino Unido a un gatito de 4 meses sin dueño, sospechoso de haber sido atropellado por un coche. Su nombre era Hershel. Las radiografías de Hershel revelaron múltiples fracturas en el fémur y la pelvis.

Hershel fue operado para unificar los fragmentos con bandas tensoras. Después de la operación, estuvo en reposo en cama, incluidos analgésicos y antiinflamatorios. El tratamiento de rehabilitación de Hershel incluyó crioterapia, terapia con láser, así como fisioterapia pasiva y activa, incluida hidroterapia. Hershel recibió dos sesiones de hidroterapia por semana durante aproximadamente 2,5 meses (aproximadamente 18 sesiones en total). Durante este tiempo recuperó la independencia de su masa muscular en los movimientos y recuperó su marcha natural.

La hidroterapia ha sido esencial para ayudar a Atticus, un gato doméstico de pelo corto de 8 años de edad mío en Australia, a perder peso. Se sometió a 15 sesiones de hidroterapia durante varios meses mientras seguía una dieta baja en calorías, lo que le produjo una importante pérdida de peso.

Stéphanie Siegrist (CCFT, ADRC) del equipo de rehabilitación Centro de rehabilitación animal de Michigan, Inc.. compartió su evidencia anecdótica: “Si bien puede requerir un manejo y aclimatación especiales, a varios gatos les ha ido muy bien con la hidroterapia. Lo usamos principalmente para la osteoartritis y la pérdida de peso y hemos visto algunos después de cirugías de cadera y rodilla.

Duración y coste de las sesiones de hidroterapia para gatos.

Normalmente, cada sesión dura entre 15 y 30 minutos, incluyendo preparación, lavado y secado. La duración de la formación depende de las instalaciones, la ubicación y las necesidades médicas del paciente. En caso de fracturas, es necesario seguir dos sesiones semanales de hidroterapia, incluida fisioterapia, durante aproximadamente dos meses, para recuperar masa muscular e independencia de movimiento.

El costo puede variar de $30 a $100 por sesión, dependiendo de los factores mencionados anteriormente. Algunas instalaciones hidroeléctricas pueden ofrecer paquetes para múltiples sesiones.

Contraindicaciones y precauciones de la hidroterapia para gatos.

Masaje de la pata trasera del gato.

Ekaterina Kuzovkova / Shutterstock.com

Si bien la hidroterapia puede ser beneficiosa para los gatos, es fundamental conocer las contraindicaciones y precauciones específicas. No debe usarse en gatos con heridas abiertas, infecciones o enfermedades de la piel, ya que esto puede interferir con la curación y aumentar el riesgo de complicaciones. Lo ideal es que la hidroterapia comience entre 48 y 72 horas después de la cirugía, aunque los perros suelen comenzar entre 2 y 3 semanas después de la cirugía.

Además, los gatos con incontinencia fecal o diarrea, problemas respiratorios, problemas cardiovasculares importantes o miedo al agua deben evitar toda actividad física acuática. La seguridad es crucial para la hidroterapia y el equipo de rehabilitación debe tomar las precauciones necesarias.

Considere las siguientes medidas de seguridad:

  1. Examen médico: Las personas deben someterse a una evaluación médica exhaustiva para identificar cualquier contraindicación que el tratamiento pueda agravar.
  2. Supervisión certificada: La inhalación de agua y el ahogamiento son riesgos reales en la acuaterapia. Por ello, siempre deberá ser supervisado por un veterinario o técnico veterinario y el paciente deberá llevar un arnés o chaleco salvavidas adecuado.
  3. Temperatura del agua: Mantener la temperatura correcta del agua es crucial. Las temperaturas incorrectas pueden provocar quemaduras, hipotermia o malestar. Por lo tanto, es necesario un seguimiento cuidadoso.
  4. Sucesión gradual a través de experiencias positivas: Introduzca a los gatos al agua lentamente convirtiéndola en una experiencia positiva utilizando sus juguetes y golosinas favoritos. El terapeuta debe considerar la aceptación, tolerancia y respuesta del gato al tratamiento sin apresurar el proceso, ya que esto puede aumentar el riesgo de estrés o lesión de su gato.
  5. Higiene y desinfección: La cinta de correr subacuática, la piscina y todos los demás equipos deben someterse a una rigurosa limpieza y desinfección para evitar la propagación de enfermedades y garantizar un entorno higiénico.

Preguntas frecuentes

¿Todos los gatos pueden recibir hidroterapia?

Algunas razas aceptan el agua mejor que otras. Razas como el furgón turco, el siamés, el gato del bosque de noruega, el birmano y el bengalí se sienten más cómodos en el agua. Sin embargo, una terapia acuática exitosa en pacientes felinos requiere una comprensión profunda del comportamiento del gato y excelentes habilidades de manejo por parte del técnico de rehabilitación o la enfermera veterinaria. También es fundamental que el cuidador y la enfermera tranquilicen al gato durante el tratamiento.

¿Cómo preparo a mi gato para la hidroterapia?

La preparación de un gato para la hidroterapia implica varios pasos. Idealmente, un conductista debería emplear técnicas de modificación de conducta para ayudar al gato a familiarizarse con el proceso. Además, el gato debe aprender a utilizar un arnés o chaleco salvavidas. Puede resultar útil acostumbrar al gato a bañarse y secarse en casa para ayudarle a superar su aversión al agua, facilitando así el paso gradual del baño a las sesiones de hidroterapia.

¿Cuáles son las desventajas de la hidroterapia?

Las desventajas de la hidroterapia incluyen el costo y el tiempo requerido, especialmente si se requieren múltiples sesiones de rehabilitación. Además, es posible que no sea accesible en zonas rurales o remotas. Aunque son raros, los posibles efectos secundarios incluyen irritación de la piel, infección o malestar durante el tratamiento.

Cats.com utiliza fuentes creíbles y de alta calidad, incluidos estudios revisados ​​por pares, para respaldar las afirmaciones de nuestros artículos. Este contenido se revisa y actualiza periódicamente para garantizar su precisión. Visite nuestra página Acerca de nosotros para obtener más información sobre nuestros estándares y conocer a nuestra junta de revisión veterinaria.

  1. Sharp B. Fisioterapia y rehabilitación felina: 1. Principios y potencial. Revista de Medicina y Cirugía Felina. 2012;14(9):622-632. Yo:10.1177/1098612X12458209

  2. Sharp B. Fisioterapia y rehabilitación felina: 2. Aplicación clínica. Revista de Medicina y Cirugía Felina. 2012;14(9):633-645. Yo:10.1177/1098612X12458210

  3. Jackson AM, Millis DL, Stevens M, Barnett S. Cinemática articular durante la actividad en cinta rodante bajo el agua. Proc 2e Int Symp Rehab Phys Ther Vet Med 2002: 191.

  4. Kim L. Jacobsen, Valerie Wiebe, Autumn P. Davidson, Brian G. Murphy, Jr. Roy R. Pool, Uso de enrofloxacina e hidroterapia en el tratamiento de la fibrodisplasia osificante progresiva (FOP) en un gato de sabana, temas de medicina para mascotas, Volumen 52, 2023, 100757, ISSN 1938-9736, https://doi.org/10.1016/j.tcam.2022.100757.

  5. Goldberg, ME (11 de octubre de 2016). Rehabilitación física felina. Obtenido el 25 de noviembre de 2023 de Today's Veterinary Nurse:

  6. Goldberg, ME (1 de mayo de 2017). Rehabilitación física felina: ¿qué hacer? (IC Care, compilador) Reino Unido. Consultado el 27 de noviembre de 2023.

  7. Levine, DL (2004). Rehabilitación y fisioterapia canina. Estados Unidos: Elsevier. Consultado el 1 de diciembre de 2024.

Contenido original en Inglés


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *