La Junta destaca la importancia de la detección precoz de la violencia en las mujeres mayores


Las directoras del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Olga Carrión, y de Personas Mayores, Participación Activa y Soledad no deseada, Rocío Barragán, han participado en Sevilla en el encuentro organizado por ABC y Clece ‘La violencia hacia las mujeres mayores’, que ha incluido la presentación de un informe realizado por la Universidad de Jaén y promovido por Clece entre las mujeres usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio de Andalucía. Ambas han coincidido en señalar la importancia de “la detección precoz de la violencia hacia las mujeres mayores de 65 años con el objetivo de evitar décadas de sufrimiento”.

El informe, que ha presentado Yolanda de la Fuente, catedrática de la Universidad de Jaén, apunta que “las mujeres usuarias Servicio de Ayuda a Domicilio de Andalucía no suelen tener conciencia de sufrir algún tipo de violencia, ya que se trata de una situación que tienen normalizada“. En cuanto a los factores de riesgo el estudio destaca una variedad de opiniones entre las personas encuestadas, como la soledad, ausencia de apoyos del núcleo familiar, historia familiar, dependencia o hijos con problemas de drogodependencias, entre otros.

A este respecto, la directora del IAM ha subrayado “la vulnerabilidad de las mujeres mayores de 65 años ante la violencia de género”. Así, ha recordado que las mujeres víctimas de violencia de género tardan una media de 8 años y 8 meses en verbalizar su situación y expresar la violencia que sufren, ya sea contándolo al personal de los servicios especializados o interponiendo denuncia contra su agresor. En cambio, las mujeres mayores de 65 años tardan una media de 26 años y 3 meses. Carrión ha explicado que “éstas han vivido en una época en la que la violencia contra la mujer era una cuestión privada que debía permanecer en el seno de la familia. Esto ha provocado, entre otros factores, que resulte especialmente complejo para estas mujeres solicitar cualquier tipo de ayuda y que su situación salga a la luz”. Olga Carrión ha avisado de que “es necesario llegar a estas mujeres mucho antes y actuar para darles una salida”.

En este sentido, la directora general de Personas Mayores, Participación Activa y Soledad no deseada ha apuntado la importancia de “aumentar la coordinación y colaboración entre los distintos actores implicados en la lucha contra la violencia hacia las mujeres en sus múltiples facetas, incrementado de esta forma la confianza de las mujeres en las instituciones y servicios asistenciales, junto con la implicación del entorno de las víctimas, para que se pueda poner fin a esta terrible situación”. Asimismo, ha apuntado a la “labor crucial que realizan las personas auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio de Andalucía, ya que juegan un papel fundamental en la detección de muchos casos que sin su intervención no saldrían a la luz”. Además, ha agradecido a la Universidad de Jaén y a Clece la elaboración de este informe porque “visibiliza una violencia que pasa desapercibida para la sociedad”.

Las directoras del IAM y de Personas Mayores intervienen durante la jornada.

Las directoras del IAM y de Personas Mayores intervienen durante la jornada.

Rocío Barragán y Olga Carrión han participado en una mesa redonda, que ha moderado la periodista Silvia Tubio, en la que han estado presentes también Yolanda de la Fuente, catedrática de la Universidad de Jaén, y Daniela Macías por parte de Clece, empresa que ha impulsado el informe ‘La violencia hacia las mujeres mayores’.

Protocolos de actuación

La Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, a través del Instituto Andaluz de la Mujer cuenta con Protocolo de atención específico para la Violencia de Género contra las Mujeres Mayores. Este documento está dirigido a todo tipo de profesionales, incluyendo herramientas, pautas, orientaciones y recomendaciones para mejorar la asistencia y conocimiento sobre la situación de las mujeres mayores víctimas de violencia de género.

Ester protocolo busca mejorar la prevención, detección, atención, coordinación y protección de las mujeres que sufren malos tratos especialmente aquellas que forman parte de colectivos vulnerables, como las mayores. Es fundamental trabajar la detección precoz, ya que uno de los principales obstáculos para hacer frente a esta violencia es que estas mujeres no se reconocen como víctimas.

Junto a esta herramienta, el Instituto Andaluz de la Mujer y la Agencia Andaluza de Servicios Sociales y Dependencia (ASSDA) han puesto en marcha un protocolo que tiene como objetivo detectar víctimas de violencia de género entre la población atendida por el Servicio Andaluz de Teleasistencia, que trata a una media de 240.000 personas, mayoritariamente a mujeres, de las cuales el 69% tiene 80 o más años.

Este contenido está disponible a través de una licencia-tipo Creative Commons Reconocimiento 3.0., si distribuyes este contenido tienes que reconocer la fuente original (en la linea de abajo) e incluir esta misma licencia y terminos en tu contenido

Información obtenida del Portal de la Junta de Andalucía, para mas información visita la noticia original en
La Junta destaca la importancia de la detección precoz de la violencia en las mujeres mayores


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *