Loles López apunta a la investigación como una pieza clave para combatir la violencia de género


La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López, y el rector de la Universidad de Málaga (UMA), José Ángel Narváez, han participado en la entrega de los reconocimientos científicos del XIII Congreso Internacional para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres, un foro anual de encuentro, debate y formación organizado por la Junta de Andalucía. En el marco de este evento, la consejera ha incidido en la importancia de la investigación como pieza clave para combatir esta lacra social.

En dicho acto, celebrado en la Sala de Juntas del Rectorado, López ha agradecido la labor del comité científico que ha seleccionado los trabajos y ha avanzado la celebración de la próxima edición de este congreso que tendrá lugar en noviembre también en la provincia malagueña.

La consejera ha explicado que estos reconocimientos suponen una continuación del congreso y “un impulso para la lucha contra la violencia de género” puesto que el papel de la investigación y el estudio es “fundamental” para el abordaje de la violencia contra las mujeres, la cual tiene perspectivas muy diversas y complejas.

Convencida de la importancia de la unidad para luchar contra la violencia de género, López ha insistido en que la formación, investigación y educación son claves para avanzar en igualdad y conseguir una sociedad más justa ya que, desde edades tempranas, hay que formar en valores tan esenciales como el respeto y la empatía.

La violencia hacia las mujeres requiere un abordaje integral y multidisciplinar, por lo que investigaciones y proyectos, como los presentados y seleccionados a este certamen, contribuyen a mejorar la acción e intervención que requieren los distintos casos. La violencia contra las mujeres, ha proseguido Loles López, tiene “muchas caras y exige muchos enfoques” por lo que ha reiterado que esta lucha “no es cuestión de un día sino una reivindicación diaria”. A estos premios se han presentado 40 artículos y diez experiencias de buenas prácticas de diversos ámbitos lo que evidencia “el gran compromiso social”.

El rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, por su parte, ha manifestado su satisfacción por que la UMA albergue un “acto de reivindicación de los derechos de la mujer” y ha agradecido a la Junta que la haya elegido. Además, ha destacado el valor de la educación para combatir esta lacra social que afecta a todos. “Las universidades públicas tenemos una enorme responsabilidad en la importante tarea de integrar al 100% del talento de una sociedad”, ha dicho.

Reconocimientos

En el apartado de reconocimientos a la investigación, ha sido galardonado el artículo científico técnico ‘Relación entre la brecha de escolaridad víctima/maltratador y el tipo de violencia ejercida’ de Noelia Pérez Cámara (autora principal), Miguel Pérez García, Natalia Hidalgo Ruzzante, Natalia Bueso Izquierdo, Agar Marín Morales y Sofia Amaoui del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada.  Para esta investigación se utilizó una muestra de 466 hombres condenados por un delito de violencia de género de centros penitenciarios andaluces que fueron divididos en dos grupos en función del nivel de escolaridad. Los resultados mostraron que los maltratadores con menor nivel educativo que su pareja ejercían una mayor violencia física, psicológica y sexual que aquellos con mayor escolaridad. Por tanto, estos resultados plantean importantes implicaciones tanto en los programas de intervención como en la prevención de la violencia de género.

En segundo lugar se ha reconocido el trabajo ‘Investigación acción participativa sobre múltiples violencias basadas en el género: el caso de los asentamientos chabolistas’ de la coordinadora del Área de investigación en la ONG de Desarrollo Mujeres en Zona de Conflicto (MZC), Carla Cingolani, y María Elena García-Mora, contratada predoctoral en la Universidad de Sevilla. El fin es dar a conocer la situación de las mujeres migrantes en riesgo o situación de exclusión social en espacios de asentamientos en las provincias de Almería y Huelva, incidiendo en los factores de riesgo existentes que contribuyen a perpetuar las múltiples violencias basadas en el género.

Y, finalmente, ‘Sexo y género. Relevancia del cambio de sexo en la aplicación de la Ley de violencia de género’ de Nicomedes Rodríguez Gutiérrez, abogado y profesor del Grado en Criminología en la Universidad por Internet (UNIR). Esta investigación profundiza desde un enfoque integral, multidisciplinar e interseccional en el concepto de violencia de género, más concretamente en el aspecto de la violencia ejercida por un hombre y por la relevancia penal del cambio de sexo del mismo, el cual ha sido objeto de múltiples titulares en los últimos meses. Así, ofrece una aclaración a esta situación desde el punto de vista penal y criminológico.

Buenas prácticas

En la sección de buenas prácticas, se ha reconocido al coordinador de Estudios en la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Cádiz, José Carlos Vera, y al profesor titular de la Universidad de Cádiz Jesús Ayuso por su app ‘Anticípate para evitar la violencia de género en España’.

La aplicación es una plataforma de servicios multidisciplinares en asesoramiento, prevención, medidas de autoprotección y control del riesgo, que busca fortalecer los medios de prevención y defensa de las personas que pueden sufrir maltrato. Dispone de un asesoramiento criminológico con profesionales a través de mensajería instantánea, un sistema de alerta, técnicas de control mediante vídeos, así como un test de evaluación de riesgos. La aplicación -en relación a su apariencia en pantalla- no se presenta con su verdadera identidad y se oculta con iconos que acceden a prestaciones totalmente diferentes al objeto de que la víctima nunca quede expuesta.

La segunda mención es para el programa de sensibilización ‘Fomentando las relaciones saludables en la juventud universitaria andaluza. Prevención de la violencia de género’ de los autores Lorena Tarriño, María de los Ángeles García Carpintero-Muñoz, Eugenia Gil García, Sergio Barrientos Trigo, Rocío de Diego Cordero, Bárbara Badanta Romero y Ana María Porcel Gálvez, de la Universidad de Sevilla. El programa busca fomentar las relaciones de pareja saludables en la juventud andaluza universitaria y sensibilizar sobre la problemática de la violencia de género y sus repercusiones en la salud. Se implementó en ocho universidades públicas de Andalucía con un total de 26 sesiones en el que participaron 1382 jóvenes de septiembre a noviembre de 2020.

En tercer lugar se encuentra ‘Impacto estival de la atención a las víctimas de sumisión química en servicios de urgencias hospitalarios del área sanitaria Costa del Sol’ de María José Serrano, la cual pertenece al Grupo de Mejora para el abordaje de la Violencia de Género en urgencias del Hospital Costa del Sol de la Comisión de Malos Tratos a mujeres, ancianos y niños con participación activa dentro del servicio de urgencia. La propuesta parte de la evidencia de que la atención sanitaria a víctimas de sospecha de sumisión química se ha incrementado progresivamente. La agresión por objeto punzante (conocida coloquialmente como pinchazos) se considera desde el punto de vista jurídico-legal un delito de lesiones con agravante de género. El objetivo ha sido describir el perfil de pacientes que acudió al Servicio de Urgencias del Hospital Costa del Sol por sumisión química en el periodo estival de 2022.

Amplia participación

Así, este acto de entrega de reconocimientos a los trabajos de investigación premiados por el Comité Científico Académico es una actividad complementaria al Congreso Internacional para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres y evidencia tanto el acreditado carácter científico de este congreso como el trabajo que realiza su comité, integrado por las personas responsables de las unidades de igualdad de las universidades públicas de Andalucía y personas expertas en materia de violencia de género que asesoran a la Consejería sobre las temáticas a abordar en cada edición.

En esta edición se presentaron un total de 40 artículos científicos y diez de experiencias o buenas prácticas, destacando la trascendencia de los participantes porque, además de trabajos procedentes de la comunidad autónoma, han llegado propuestas desde distintos lugares de España y también desde Argentina, Brasil, Cuba y México. Asimismo, las propuestas recibidas representan aportaciones diversas pero complementarias en el abordaje de la violencia machista, tal y como ha valorado el comité científico.

Las contribuciones realizadas proceden desde equipos de investigación diversos, desde las universidades públicas y desde organizaciones no gubernamentales y también desde operadores jurídicos, sanitarios y de seguridad, interesados todos en la reflexión, la acción y la intervención en todas las fases del abordaje de la violencia y de todos los sujetos, especialmente en la aplicación del enfoque interseccional. Así, destacan el rigor académico, especialización, aplicabilidad originalidad y oportunidad de las comunicaciones presentadas en las distintas ediciones de este congreso internacional.

El XIII Congreso Internacional para el Estudio de la Violencia de Género congregó en Sevilla a más de 1.700 personas y abordó cuestiones tan diversas como los distintos tipos de violencia, el papel de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado e incluso la violencia en el mundo virtual del metaverso, lo que pone de relieve la amplia perspectiva de este foro.

Este contenido está disponible a través de una licencia-tipo Creative Commons Reconocimiento 3.0., si distribuyes este contenido tienes que reconocer la fuente original (en la linea de abajo) e incluir esta misma licencia y terminos en tu contenido

Información obtenida del Portal de la Junta de Andalucía, para mas información visita la noticia original en
Loles López apunta a la investigación como una pieza clave para combatir la violencia de género


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *